Recetas Nuestras

Historia del alfajor ¿De donde viene?

Alfajor

El paladar argentino para los postres es considerado uno de los más dulces del mundo. Según autores que se dedican a investigar el origen y la historia de las cocinas regionales de los diferentes países del mundo, pero, ¿De dónde viene el alfajor?

Ya de por sí el alfajor contiene dulce de leche (símbolo argentino por excelencia, aunque su origen esté en discusión) es una golosina tan dulce que pocos son los paladares extranjeros que lo aguantan, y fuera de los límites de nuestro territorio es consumido por paisanos que extrañan el terruño.

Es por esto que quizás los alfajores son tan argentinos: porque no es otra cosa que dos tapas de masa dulce, con un relleno de dulce de leche al medio y un baño de chocolate.

De dónde viene el alfajor

Nuestro alfajor proviene del postre andaluz del mismo nombre, que emigró a nuestra tierra en el siglo XV.

Este se sigue fabricando, aunque, con otras características, ya que el dulce de leche no existe por aquellos lados del Atlántico.

Sin embargo, antes de llegar a la península Ibérica, el alfajor ya se consumía en Arabia, donde se le llamaba al-hasú, que en el idioma significaba “el relleno”, por las características que lo convierten en lo que es, y era popular entre aquellas personas desde hace unos 700 años.

El vocablo fue mutando hasta convertirse en nuestro alfajor y finalmente llegó a nuestras tierras, donde se combinó la cocina árabe con el chocolate mezoamericano y el dulce de leche argentino.

Cómo debe ser un buen alfajor

El alfajor argentino es muy específico a la hora de tener en cuenta cómo esta golosina debe ser elaborada para que sea un postre de calidad. El cocinero Coco Carreño resume estas exigencias en los siguientes puntos:

  • Antes que nada, debe tener un dulce de leche que sea repostero y de buena calidad.
  • Las tapas tienen que ser crocantes por fuera y tiernas por dentro, por lo que no hay que exagerar con la cocción.
  • El baño de chocolate tiene que tener una buena calidad, por lo que no tiene que ser un chocolate hidrogenado.

Este gusto tan específico hace que, aunque industrializada, la fabricación de los alfajores argentinos sea muy artesanal.

Tipos de alfajores argentinos

Hoy hay toda una variedad de alfajores de acuerdo al gusto de cada persona. Tanto las grandes marcas industriales como las diferentes regiones que han encontrado su propia manera de preparar estos postres han contribuido a crear nuevas maneras de comer un alfajor.

Alfajor

El alfajor cordobés

La provincia de córdoba es una de las más populares en cuanto a alfajores. El alfajor cordobés es muy particular, ya que la masa de este es un poco más seca, con una cobertura de glaseado arriba y puede ir relleno con dulce de leche o puede llevar relleno de fruta, el cual consiste en una especie de mermelada que suele ser de dulce de membrillo, pero también puede ser de pera, manzana u otras frutas.

Es casi una obligación para cualquiera que se vaya de visita a La Docta el comprar una docena de alfajores cordobeses para llevar a los familiares como recuerdo para la vuelta.

El alfajor santafesino

Este se hace con capas de hojaldre y lleva una gran cantidad de dulce de leche. Además, cuenta con un glaseado azucarado por encima.

El alfajor tucumano o termeño

Este es prácticamente un postre endémico, ya que es muy distinto de los alfajores que acostumbramos ver. Consiste en dos capas de galleta crocante y va relleno con miel de caña.

Alfajor de maicena

Este alfajor se hace con fécula de maíz, de ahí su nombre que hace referencia a la marca que comercializa este ingrediente.

Las tapas tienen un color amarillo, y suele ser una preparación más seca, con una masa que se desgrana con facilidad y una buena cantidad de dulce de leche como relleno.

En el borde del alfajor se pega, usando el mismo dulce de leche del relleno una capa de coco rallado.

El alfajor de la costa o marplatense

Estos se han vuelto cada vez más populares con el paso del tiempo.

Suelen ser considerados la gama premium dentro de los alfajores y se caracterizan por una masa muy tierna y húmeda, un dulce de leche de la mejor calidad el cual desborda con sólo morderlo.

Llevan baño de chocolate y han sido probablemente el origen de los alfajores más populares del mercado que hoy en día podemos encontrar en marcas como Milka o Terrabusi.

Las marcas como Havanna o Balcarce son dos de las empresas que más se conocen por fabricar y comercializar este tipo de alfajores.

Los alfajores triples

Hoy en día todas las marcas de alfajores ofrecen una variedad triple, que no es otra cosa que un alfajor con tres capas de masa y por medio de estas, dos capas de dulce de leche.

Los primeros en crear esta variedad fue la fábrica Fantoche, en la década de los 80’s.

El alfajor en nuestros días

Hoy en día existe una gran industria del alfajor. Desde que se incrementó su demanda, grandes marcas como Bagley y Terrabusi han dedicado una buena parte de su industria a producir este postre a gran escala, y lo han popularizado ampliando la variedad existente, con las que uno puede llegar a ver 34 variedades de alfajores en una góndola de supermercado.

Esta industria crece a razón de un 5% anual con más de seis millones de unidades. En quioscos y autoservicios, estos artículos representan el 85% de las ocasiones de compra.

En Chile existe una variedad de alfajor propio del país, similar al alfajor santafesino, con tapas delgadas y dulce de leche en abundancia. También están los chilenitos (versiones más pequeñas y con otro tipo de masa) y los empolvados, que llevan azúcar impalpable por encima.

En Uruguay también es muy popular el alfajor, siendo los más populares el Portezuelo, el de Sierras Minas, que es conocido por ser muy similar a un alfajor artesanal y el Punta Ballena, que ofrece una variedad única, con una capa de merengue entre medio de dos capas de dulce de leche. Todo esto flanqueado por las dos tradicionales tapas del alfajor.

En Estados Unidos es un postre inexistente, aunque algunos argentinos lo están popularizando, abriendo un nuevo mercado que poco a poco va creciendo, como es el caso de la Lucía Giagrande, que hoy en día vende entre 20 y 25 mil dólares mensuales con sus alfajores.

Es que el alfajor argentino es único, tanto por su modo único de preparación como por la gran variedad que existe.

Se puede hablar mucho sobre el alfajor, pero algo queda muy claro al respecto de este postre: el argentino ha hecho del alfajor toda una cultura.

¿Donde comprar Alfajores?

Esperamos que hayas aprendido sobre la historia y origen del alfajor, si bien aún está en discusión el origen real, podemos decir por mientras que el mejor y más rico es el  alfajor argentino debido a su exquisita preparación e ingredientes.

En cosas nuestras puedes encontrar distintos tipos de alfajores, desde normales hasta premium, con chocolate blanco, negro o mixto, perfectos para disfrutarlos solo, en compañía de quien más quieres o para regalarlos en alguna ocasión especial.

!Visítanos¡

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.